Me siguen... (allá ellos)

viernes, 13 de agosto de 2010

Viernes 13...

Según los registros, un viernes 13 de octubre de 1307, bajo las órdenes del Rey Felipe IV de Francia, un grupo de los llamados Caballeros Templarios, fue capturado y llevado frente a la Santa Inquisición para ser juzgado y condenado por diversos crímenes en contra de la Cristiandad.
No se sabe bien si la decisión del Rey francés, se debió a una determinación religiosa a partir de rumores que se tejían en torno a esta Orden Religiosa (de quienes se decía que protegían y custodiaban secretos íntimos de la Iglesia como el Santo Grial) o por cuestiones económicas.
En ese tiempo, los Caballeros Templarios poseían una gran fortuna, eran los principales prestamistas y acreedores en muchas regiones de Europa, en especial de Francia. Es más, se dice que el propio Felipe IV tenía una gran deuda con esta Orden y que por ello decidió capturarlos y acusarlos ante el Vaticano por diversos cargos, entre ellos el de herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz.
Los Templarios al ser capturados fueron condenados a la hoguera, ante la anuencia del Papa Clemente V, a quien muchos culpan de no haber llevado un proceso justo.
Al parecer, una muestra clara de la trascendencia de este grupo religioso es sin lugar a dudas, la sensación que dejó en gran parte de Europa la fecha de su captura, que propició luego su sentencia y eliminación.
Convirtiendo así el día Viernes 13, más que en un registro de un evento histórico específico, en un símbolo del terror y la mala fortuna.
(Fuente: Wikipedia, aunque arreglado un poco por mí porque la redacción y la ortografía eran DE TERROR)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

BIENVENIDO/A!!!!!!!!!
Me encantaría que me digas que te pareció...
Gracias