Me siguen... (allá ellos)

jueves, 12 de diciembre de 2013

Vaguedades Menopáusicas... Fin de año...



La vida es lo que es... Solo esto.
Y somos los que somos, ni mejores ni peores.
La existencia es prueba y error... Nos equivocamos, empezamos nuevamente. Caemos y nos levantamos. Lloramos y volvemos a reír... Lamentamos pérdidas y fracasos, disfrutamos triunfos y victorias, pero hasta ahí, no más...
El príncipe azul se ha vuelto gris, está anciano y desdentado, recluido en algún rincón del cosmos, solo y psicótico.
El mundo agoniza... 
El humano saquea... 
El animal se extingue...
Nos estamos quedando sin aire, sin agua, sin sangre...
Explotan bombas de injusticia escupiendo idiotas para los cuatro costados.
Idiotas terroristas de cabotaje a los que les importa más un abrigo que el oxígeno del planeta, pequeños seres con calzado plástico fabricado por niños de ocho años en algún lejano país oriental. Pero su ideal pequeñito les permite ignorarlo sin culpa.
Y seguimos encomendados a mágicos seres celestiales mientras caen y mueren los últimos bastiones del siglo 20.
Y no hay reemplazos...
La excusa sigue siendo barata y mezquina. 
La naturaleza ejerce brutal venganza, no hay remedio, ni salida.
Llevamos caminados trece años de un nuevo siglo de gobernantes gangters, fracasos políticos, hambrunas sabiamente negadas y encubiertas, ignorancias varias y despreciable indiferencia... 
Se ha roto el ciclo vital. 
Compraremos marihuana en el kiosco? Haremos abortos en los hospitales? Sabremos leer y escribir en unos años? 
Desapareció Caperucita y los Hermanos Golosos son rehenes de la tercera edad...

Se acuerdan de mi?

Esa, otrora, delgada morena con un verso en una mano y una esperanza en la otra?
Espero que se acuerden, porque aquella ya no está...



(Que espero sea bueno...)