Me siguen... (allá ellos)

lunes, 13 de octubre de 2014

Soñaba...


Soñaba
con un paraíso de vientos suaves,
lluvias frescas y flores encendidas.
Con un grito de mariposas libres
de mil colores.
Buscaba
una risa de carcajadas auténticas
con lágrimas e hipos francos, 
besos honestos
y amor sin barricadas.
Anhelaba
caricias sin tiempos, 
roces eróticos
y orgasmos suculentos.
Dormía ansiando sus sueños,
pero el despertar la pilló
llorando el sueño que no fue...


martes, 12 de agosto de 2014

Verde otra vez...


Temblaba...
Le temblaban las manos, un nudo feroz en la boca del estómago no la dejaba respirar.
Espiaba...
Ignoró la advertencia y entró, otra vez se encontró con la oscuridad, oscuridad total.
Lloraba...
La trágica lágrima acompañaba el contradictorio sentimiento.

Sobrevoló bajito, buscando un atisbo de esperanza, y el canto que llegaba del árbol vecino no alcanzó para consolarla.

El tiempo le dolía, la ausencia le duraba, la tragedia la invadía...
Se inclinó y dejó de galopar para no perder más el sueño.
Todo pudo ser verdad, o pudo ser mentira.
Ella no quería morir.

Trató de recuperar su agitada respiración.
Sin palabras, sin pensamientos, sin sombras, decidió...

Decidió vivir...
El violento golpeteo dentro de su pecho se detuvo.
Y en los años que vinieron, un verde parecido al hada de sus sueños,
La invadió toda otra vez.


domingo, 20 de abril de 2014

Ya entendió...




Parecía que así era el Amor, no lo sabía muy bien.
Fueron pocas las oportunidades en que sintió algo parecido,
nunca igual...
Perderse en esa mirada intensa, desvanecerse en esas caricias únicas,
y por primera vez en su vida celebrar la diferencia, profundizar sin temor a lo desconocido.
Quiso dejar un mensaje en esa piel, uno singular y exclusivo.
Y no pudo...
Entonces empezó a entender, a intuir, a descifrar.
Y abrió los ojos...
Vio




jueves, 12 de diciembre de 2013

Vaguedades Menopáusicas... Fin de año...



La vida es lo que es... Solo esto.
Y somos los que somos, ni mejores ni peores.
La existencia es prueba y error... Nos equivocamos, empezamos nuevamente. Caemos y nos levantamos. Lloramos y volvemos a reír... Lamentamos pérdidas y fracasos, disfrutamos triunfos y victorias, pero hasta ahí, no más...
El príncipe azul se ha vuelto gris, está anciano y desdentado, recluido en algún rincón del cosmos, solo y psicótico.
El mundo agoniza... 
El humano saquea... 
El animal se extingue...
Nos estamos quedando sin aire, sin agua, sin sangre...
Explotan bombas de injusticia escupiendo idiotas para los cuatro costados.
Idiotas terroristas de cabotaje a los que les importa más un abrigo que el oxígeno del planeta, pequeños seres con calzado plástico fabricado por niños de ocho años en algún lejano país oriental. Pero su ideal pequeñito les permite ignorarlo sin culpa.
Y seguimos encomendados a mágicos seres celestiales mientras caen y mueren los últimos bastiones del siglo 20.
Y no hay reemplazos...
La excusa sigue siendo barata y mezquina. 
La naturaleza ejerce brutal venganza, no hay remedio, ni salida.
Llevamos caminados trece años de un nuevo siglo de gobernantes gangters, fracasos políticos, hambrunas sabiamente negadas y encubiertas, ignorancias varias y despreciable indiferencia... 
Se ha roto el ciclo vital. 
Compraremos marihuana en el kiosco? Haremos abortos en los hospitales? Sabremos leer y escribir en unos años? 
Desapareció Caperucita y los Hermanos Golosos son rehenes de la tercera edad...

Se acuerdan de mi?

Esa, otrora, delgada morena con un verso en una mano y una esperanza en la otra?
Espero que se acuerden, porque aquella ya no está...



(Que espero sea bueno...)

domingo, 8 de septiembre de 2013

Quimeras fuera de foco... (O la realidad a cappella)


Creo que la lente desenfoca...
Una copa de vino se quiebra en mi memoria, testimonio de utopías de antaño.
Mis alucinaciones capturan al rey en jaque, pero la victoria sabe a invierno tormentoso.
La imagen, monocromática, yace en un rincón sin propósito, y el marco que la contiene alza la mirada y me entrega múltiples oponentes. Todos de arena y  espejismo...
Las letras fanfarronas reclaman imágenes tontas. Misantropía de pacotilla ejerciendo demanda de derrotero inútil.
Ha llegado la hora de parir el tabú, el pujo vigoroso provoca un bramido contrariado y, ahogado en elementales licores de vida, ve la guadaña llegar sin clemencia.
El retrato ficticio huele a manzana ulcerada, a muerte del gozo primordial y el orgasmo neurálgico musita el obituario del tiempo, mecanografiado en papel harapiento y maloliente.
Al final, la lente no desenfoca... Es la realidad que está desfigurada y el coma narcótico chasquea los nudillos... 
Silenciosamente...



viernes, 30 de agosto de 2013

Vaguedades Menopáusicas... Caminito dormido...


Caminito aún no se despabila...
La mañana fresca, casi fría me envuelve 
y la bruma del río 
es como una ensoñación.




La Perla bosteza aromas 
de café y medialunas.
Y el Tango, que se despereza,
 afina un quejido de bandoneón...





lunes, 12 de agosto de 2013


Sonaba "Invierno" de Vivaldi cuando sentí el temblor...
El culebrazo taimado me sacó de pistas...
La perspicacia, siempre ágil, huyó de mis cabales y se obstinó en desafiar los límites.
Importan poco las apariencias, un volcán en mí escupió tormentas bravas y demonios negros.
Demonios desfigurados en ángeles, camuflados, sorbían de los pozos obscuros y abismales del alma.
Me quemaba la cabeza el motor que rugía dando alaridos.
Y me comí la noche a mordiscos de angustia sin poder amansar la brutal jaqueca del espíritu.
El cruel misil de la impotencia explota escupiendo furia y dolor.
De nada sirve anestesiar el vacío con bellezas mentirosas y efímeras.
¿Porqué no llenar de soles los agujeros de los corazones rotos?
¿Porqué no?


lunes, 17 de junio de 2013


Eran angustiosamente desdichados, se movían por la casa en una estudiada coreografía evasiva.
Eludían las miradas buscando el desencuentro.
Un día ella salió a caminar y a mitad de camino decidió no volver.
Él todavía no se dio cuenta...


lunes, 6 de mayo de 2013

SOBRE LA LÍNEA BLANCA...

A la madrugada cerró el círculo, entonces, una vez terminado el trabajo se sentó a repasar los acontecimientos de esta noche y de las anteriores.
Hacía mucho tiempo que esperaba este instante, la cadena de situaciones que tuvo que atravesar para llegar a hoy lo tenían sumido en una ansiedad que por momentos se volvía inmanejable.
De pronto se preguntaba si eso era todo, porque el alivio y la satisfacción que esperaba sentir no aparecían.
"Blanco sobre negro" se había dicho cuando comenzó a elucubrar la idea, y sobre la cartulina negra trazó una gruesa línea blanca sobre la que se movería a partir de ese momento. Y no se desvió ni una sola vez, con el único objetivo de llegar al final.
El anhelado final, que se presentaba frustrante en este momento, lo amargaba.
Tanto cuidado, tanta obsesión, tanto celo y meticulosidad para nada. Un gran vacío...
Todo por seguir la línea blanca, apenas una gruesa línea blanca que tendría que volver a transitar.
Y empezarlo todo otra vez... 



jueves, 11 de abril de 2013

Terapia Intensiva...


Luces de parpadeo incierto...
Asépticas, frígidas...
Transforman el espacio gélido
en páramo yerto.
 
La Vida y la Muerte
se juegan cada cama
a los dados
y las Almas, expectantes,
ruegan por el postor correcto,
recibiendo, habitualmente,
al equivocado...
 
 

martes, 12 de marzo de 2013

Olvido...


No me acuerdo de nuestro último día.
Apenas recuerdo el intenso nudo en la boca del estómago,
la espera inútil junto al teléfono
y el silencio de tus llaves...
No recuerdo cuando dejé de escuchar tu voz,
ni cuando extravié tu rostro
y dejé de soñar con vos,
cuando te olvidé...
No me acuerdo cómo 
ni donde nos despedimos,
cual era tu caricia favorita
ni el aroma de tu nuca...
No recuerdo si vos te fuiste.
O me fui yo...

domingo, 24 de febrero de 2013

Adictos a la escritura... - Fuera de lugar - "Agorafóbica..."

El proyecto del mes de febrero de "Adictos a la Escritura" se titula Fuera de Lugar...
El ejercicio consiste en escribir un relato sobre un tema pre-establecido debiendo incorporar tres elementos que se considerarían fuera de lugar con respecto al tema.
El tema elegido por mí fue:
"Una escena erótica"
Y los elementos fuera de lugar son: Un pez dorado, un acordeón y un androide.
Este es mi relato, espero que les guste...
 

AGORAFÓBICA

 
El dorado pez nadaba ondulante en el enorme estanque que constituía la cabecera de la cama, no le habían dicho que crecería tanto cuando lo enviaron, pero la pecera era lo suficientemente grande y en este momento poco importaba.
Una música suave, que había adquirido recientemente, entonaba una melodía con cadencia de jazz en acordeón, con violines y percusión, fusión musical poco común en esos días, pero que valió la pena pagar a precio de oro.
Sentía crecer la excitación dentro de su cuerpo, de su mente y las manos ya no alcanzaban para  apaciguar ese ardor en sus entrañas.
Solo necesitó una sonrisa y el sutil movimiento de sus dedos para que el joven se acercara, bello y bronceado, su sonrisa de dientes perfectos la emocionaba y sus ojos posados en sus pechos, mientras masajeaba suavemente su hermosa erección, la encendía hasta hacerla delirar.
Se enredaron en un abrazo que duró horas, incansablemente le provocaba un orgasmo detrás de otro sabiendo exactamente qué cuerda pulsar y en que minuto. Acompasado y firme, el vaivén de sus caderas acompañaba los estallidos de sus muchos picos de clímax.
Los momentos de reposo apenas le alcanzaban para recuperar el aliento y el hombre ya estaba nuevamente sobre su vientre besando, lamiendo o penetrándola con fervor.
Los pezones, de tan rígidos, comenzaban a dolerle. Pero quería seguir y seguir hasta sentir que explotaba en cada caricia.
Comenzaba a amanecer cuando sintió que le fallaban las fuerzas, las piernas no la sostenían y el temblor de todo el cuerpo le provocaba espasmos delirantes.
Apenas necesitó un movimiento de sus dedos para que el tipo se parara y se volviera a su lugar en el closet.
Sin ninguna duda ese amante androide, enviado desde Alemania, es la mejor adquisición de toda su vida...
Y se durmió con una sonrisa.
En cuanto despertara volvería a llamarlo.

 

lunes, 28 de enero de 2013

Adictos a la escritura... - El Fin del Mundo Frustrado - "El Fin del Mundo... N.N."

En el mes de Enero empezamos un nuevo año, un año que, como ya hemos comprobado, el mundo sigue girando... 
En el grupo de "Adictos a la Escritura" se ha decidido por mayoría dedicar el ejercicio del mes al Fin del Mundo que nunca llegó, es decir, "El Fin del Mundo Frustrado".
En esta oportunidad he tomado un tema bastante localista que estuvo en todos los medios y noticias del país.


Este es mi relato, espero que les guste...



El Fin del Mundo... N.N.

Llevaba más de seis meses con la idea en la cabeza. No podía dejar de pensar a cada minuto en lo mismo.
La fecha había llegado con una velocidad inaudita y, finalmente, se encontraba preparando
todo para emprender el viaje.
No era lejos, la ciudad de Córdoba se encontraba a apenas 700 kilómetros, una distancia que, cómodamente, podría sortear en unas 8 horas con la ruta semi-despejada. Por esa misma razón prefería salir por la madrugada, los camiones que viajan de noche ya habrían dejado la vía principal y los que comienzan en la mañana no habrían salido aún. De allí hasta Capilla del Monte le quedarían solo 100 kilómetros más.
Finalmente terminó de cargar el equipaje en el auto y emprendió la marcha, a nadie había dicho lo que rondaba en su cabeza. Las ceremonias de “meditación” y “canalización” darían comienzo a las 21:12 de la noche del 21.
Viajaba con horas de sobra.
Ella era una Guerrera de Luz, según le confirmara el Hermano Tristán Ongamiro durante los ritos de iniciación, se lo había leído en su aura.
Si lograba trasponer el Portal Interdimensional quedaría a salvo de esta vida que arrastraba cual mochila de plomo, podría olvidar, finalmente, los dolores de la soledad y las depresiones en las que se hallaba sumida desde hace casi seis años.
Desde que él partió.
Al momento de salir tomó la decisión de no llevar los medicamentos que el psiquiatra le recetara, ya no los necesitaría nunca mas.
Se sentía una privilegiada, ella estaría a salvo de la destrucción que amenazaba a la humanidad, el Hermano Tristán se lo había prometido en el último encuentro unos días atrás.
Con la ruta tranquila, una música suave que invitaba a meditar y un entusiasmo que no sentía desde hacía mucho tiempo, atravesó los 800 kilómetros casi sin darse cuenta. Apenas pasaba del mediodía cuando se registró en una posada cercana a la subida del cerro. El pueblo bullía de turistas y por más que lo recorriera varias veces no pudo encontrar a su grupo. No era importante, subiría sola, arriba seguro que los encontraría. Y sino tampoco le interesaba, portaba su aura, que se había convertido en un pasaporte a una existencia superior.
El júbilo y la emoción que la embargaban hicieron que sonriera de manera constante.
Esta era la resolución más importante de su vida, se sentía desbordada de valentía y entereza.

¡El mundo se acababa y ella se salvaría!

¡Ella ya estaba a salvo...!







martes, 8 de enero de 2013

Musa...





Engalanada...
Cubierta de atávicos jirones de vida, siento latir sincrónica la aterciopelada vena que, estriada por los vítreos marzos de mi existencia, lleva el torrente de amores, llantos, risas y vetustas ilusiones...
Imprudentes pensamientos lóbregos bailan carnavalitos de altiplanos poéticos y los sentidos se embriagan con arrabaleros compases de antaño.
Presumido, altivo, mi paso firme recorre reticentes restos de ruta, harapos de asfalto y ripio impiadoso impiden la calma y en un giro peregrino pierdo la musa dócil de manto azulceleste como el cielo...



Imagen: Katerina Lomonosov

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Adictos a la escritura - "Escapando..."

El proyecto de "Adictos a la Escritura" del mes de Diciembre se titula 
                                                        "TÍTULO CLAVE".
Por expreso pedido de la mayoría de los participantes y habiéndose sometido a una votación en la que participaron la totalidad de los miembros se ha decidido este mes de diciembre no tomar como proyecto el tema de la Navidad o del Año Nuevo. Entonces hemos dispuesto hacer un ejercicio como el de todos los meses.
En esta oportunidad, cada miembro debía proponer un título que sería intercambiado por su pareja, elegida en forma aleatoria por los organizadores.
El título propuesto por mí es "Aquella puerta en Katmandú", que será desarrollado por Gabriela Szuster en su blog "GaMyr".
A su vez, el título propuesto por Gabriela es "Escapando", que me toca relatar...
Espero que les guste...



ESCAPANDO...




- Mi nombre es Angélica - mintió en la rueda de pacientes a la que la obligaban a asistir desde que estaba internada en ese neuropsiquiátrico.
- Ayer eras Claudia - reprochó unos de los internos.
- Y anteayer dijiste que te llamabas Marcia - inquirió otro.
Como en una nebulosa trataba de encontrar una respuesta.
Los rostros de los demás pacientes siempre se le presentaban como una nube, si reconocía el rostro de alguien no lograba recordar su nombre y, así mismo, sabía que una mujer le había dicho varias veces "yo me llamo Marta" y no podía descubrir cual de todas era.
- Claudia y Marcia ya no están - dijo, hastiada, a modo de explicación - se escaparon anoche...
La psiquiatra la miró sin pestañear y le preguntó serenamente como sabía que habían escapado. 
- Porque ninguna se queda más de un día...
- ¿Y porqué ninguna se queda más de un día?
- Porque él las maltrata, les grita "puta" y a algunas ha tenido que golpearlas.
- ¿A vos también te golpeaba?
- Algunos días... Pero a mí jamás me llamó "puta".  Él sabía que yo era diferente.
- ¿A vos te quería?
- ¡A mí me amaba! ¡para toda la vida! me decía que íbamos a hacernos viejitos juntos. Si yo lo dejaba cada vez que él traía una de sus putas, no íbamos a llegar nunca a viejitos juntos...
- Eso ya no va a pasar, ¿sabés? ¿No?
Se encerró en un mutismo del que, los profesionales ya sabían, no saldría en varios días.
Cada vez que intentaban enfrentarla con la realidad ella se evadía con excusas, cuando se le acababan los argumentos se replegaba hacia su interior y tardaba varios días en salir, últimamente ya ni siquiera intentaba excusas y los períodos de mutismo se volvían más y más largos.
Era su manera de mantenerse fuera de ese doloroso entorno que los otros llamaban realidad y que ella llamaba infierno.
Sabía perfectamente que "eso" ya no iba a pasar, que en medio de una feroz pelea ella lo había matado y que estaba allí porque su familia y los abogados hicieron hasta lo imposible para que no fuera a la cárcel.
Pero el "infierno" era insoportable, necesitaba mantenerse lejos.
Tenía la total convicción de que así sería su vida a partir de ahora...
Siempre escapando...




viernes, 9 de noviembre de 2012

La mañana que desayuné con Olga...


Era una mañana de lluvia intensa, temprano un sábado.
Por alguna razón que no recuerdo me había tocado trabajar el fin de semana y quise compensarme con un rico desayuno en un lugar bonito antes de trepar al piso 18 y encerrarme entre papeles y monitores.
Entramos juntas y nos ubicamos en mesas vecinas, casi al mismo tiempo nos pusimos a hablar del clima y las dos coincidimos en que nos gustaba salir a caminar bajo la lluvia...
Seguimos charlando y así, sin darnos cuenta, estábamos compartiendo mesa y tostadas.
No la reconocí, pero algo en su voz me traía recuerdos oídos en el pasado.
No podíamos parar de hablar, de mis hijos, de sus nietos, de viajes en los que habíamos coincidido en distintas épocas, comparábamos visiones e impresiones, jugando un poco a ser dos amigas de años.
En algún aspecto nos parecíamos, disfrutaba riéndose de si misma e hizo un par de osados comentarios que me sorprendieron en una mujer de su edad.
En un momento le dije "me tengo que ir a trabajar" y ella también comentó que tenía algunas cosas que hacer.
Había parado de llover y caminamos juntas hasta el Bajo, allí nos dimos un abrazo y nos despedimos.
Yo seguía con la sensación de conocerla de antes, una anciana simpática, culta y muy, muy bella.
Hasta que a la tarde me vino como ráfaga su "Ángel desnudo"!!!
Nunca volví a verla, supe que vivía por allí cerca, y cuando me acuerdo de esa mañana, simplemente sonrío por la fortuna de haberla conocido...


Olga Zubarry es una actriz argentina, diva de las décadas del ´40 y del ´50, con mas de 80 películas filmadas a lo largo de su vida. "El ángel desnudo" del año 1946 la lanzó a la fama debido a que por primera vez una actriz argentina aparecía desnuda en un film.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Con el tiempo suspendido...


Persisto...
En este tiempo donde no hay prisa,
los horizontes lejanos entregan brillo
y le piden al alma que actúe
como para perdurar.

Los ritos de celebración,
voces y arte, huellas eternas
y sonetos sin claves ni notas, 
se entreveran con pasos de tango, melopea musical.

Risas profanas que fluyen
con el tiempo suspendido, 
el sueño, la cima y un propio cantar...
Yo, me rindo victoriosa,
y (siempre, siempre) con ganas de bailar...



miércoles, 10 de octubre de 2012

Soneto de tu Ausencia...


ÁSPERAS... 
...suenan las notas de tu ausencia.
Busco colmar minutos de extravío
con sueños azules que no llegan,
en noches de negras caminatas a la deriva.


FRÍOS...
...crujen los acordes de tu partida.
Encuentro oscura la razón de mi existencia
sin tu aliento en mi cuello,
tus manos en mi espalda
y tus besos en mi escote.

VUELVE...


martes, 2 de octubre de 2012

Vuela otra vez!


Silente, la ola brava rompe contra tu destino, Mujer...
Embellece con su blanca espuma la sonrisa de tu alma
y renace en el amanecer osado el nácar de tu piel...
Somete al viento a acariciarte eternamente
y cubre de sal y luces el valle de tu fe...
Pinta con cristal de roca bellos atardeceres
para recordarle a tu vientre la altivez de tu ser...
La luna ronda celosa la hermosura de tu fase
y en la oscuridad se pierden las arenas del Edén...
Las sombras cantan serenatas al pie del balcón florido,
custodian tu sueño calmo y te ofrecen la nobleza del bien...
Eleva la frente al cielo!
Sé majestuosa Mujer!
Recorre tu cuerpo desnudo!
Y encuentra el vuelo otra vez!


miércoles, 12 de septiembre de 2012

Verde...


Le exhibo una piel de seda...
(pelaje absurdo de sueños y fiascos)
Tiento fortuna y respiro vértigo...
(la zozobra hace nido en mi ciclo)
Rechazo banalmente un grito prudente, 
Y le permito al hada verde 
posarse en mi cuello,
tomar mi cintura,
medir mi talle...
Cincelando un nuevo gesto
que en la noche secreta
despierta un jardín de anhelos...