Me siguen... (allá ellos)

lunes, 13 de octubre de 2014

Soñaba...


Soñaba
con un paraíso de vientos suaves,
lluvias frescas y flores encendidas.
Con un grito de mariposas libres
de mil colores.
Buscaba
una risa de carcajadas auténticas
con lágrimas e hipos francos, 
besos honestos
y amor sin barricadas.
Anhelaba
caricias sin tiempos, 
roces eróticos
y orgasmos suculentos.
Dormía ansiando sus sueños,
pero el despertar la pilló
llorando el sueño que no fue...


martes, 12 de agosto de 2014

Verde otra vez...


Temblaba...
Le temblaban las manos, un nudo feroz en la boca del estómago no la dejaba respirar.
Espiaba...
Ignoró la advertencia y entró, otra vez se encontró con la oscuridad, oscuridad total.
Lloraba...
La trágica lágrima acompañaba el contradictorio sentimiento.

Sobrevoló bajito, buscando un atisbo de esperanza, y el canto que llegaba del árbol vecino no alcanzó para consolarla.

El tiempo le dolía, la ausencia le duraba, la tragedia la invadía...
Se inclinó y dejó de galopar para no perder más el sueño.
Todo pudo ser verdad, o pudo ser mentira.
Ella no quería morir.

Trató de recuperar su agitada respiración.
Sin palabras, sin pensamientos, sin sombras, decidió...

Decidió vivir...
El violento golpeteo dentro de su pecho se detuvo.
Y en los años que vinieron, un verde parecido al hada de sus sueños,
La invadió toda otra vez.


domingo, 20 de abril de 2014

Ya entendió...




Parecía que así era el Amor, no lo sabía muy bien.
Fueron pocas las oportunidades en que sintió algo parecido,
nunca igual...
Perderse en esa mirada intensa, desvanecerse en esas caricias únicas,
y por primera vez en su vida celebrar la diferencia, profundizar sin temor a lo desconocido.
Quiso dejar un mensaje en esa piel, uno singular y exclusivo.
Y no pudo...
Entonces empezó a entender, a intuir, a descifrar.
Y abrió los ojos...
Vio




jueves, 12 de diciembre de 2013

Vaguedades Menopáusicas... Fin de año...



La vida es lo que es... Solo esto.
Y somos los que somos, ni mejores ni peores.
La existencia es prueba y error... Nos equivocamos, empezamos nuevamente. Caemos y nos levantamos. Lloramos y volvemos a reír... Lamentamos pérdidas y fracasos, disfrutamos triunfos y victorias, pero hasta ahí, no más...
El príncipe azul se ha vuelto gris, está anciano y desdentado, recluido en algún rincón del cosmos, solo y psicótico.
El mundo agoniza... 
El humano saquea... 
El animal se extingue...
Nos estamos quedando sin aire, sin agua, sin sangre...
Explotan bombas de injusticia escupiendo idiotas para los cuatro costados.
Idiotas terroristas de cabotaje a los que les importa más un abrigo que el oxígeno del planeta, pequeños seres con calzado plástico fabricado por niños de ocho años en algún lejano país oriental. Pero su ideal pequeñito les permite ignorarlo sin culpa.
Y seguimos encomendados a mágicos seres celestiales mientras caen y mueren los últimos bastiones del siglo 20.
Y no hay reemplazos...
La excusa sigue siendo barata y mezquina. 
La naturaleza ejerce brutal venganza, no hay remedio, ni salida.
Llevamos caminados trece años de un nuevo siglo de gobernantes gangters, fracasos políticos, hambrunas sabiamente negadas y encubiertas, ignorancias varias y despreciable indiferencia... 
Se ha roto el ciclo vital. 
Compraremos marihuana en el kiosco? Haremos abortos en los hospitales? Sabremos leer y escribir en unos años? 
Desapareció Caperucita y los Hermanos Golosos son rehenes de la tercera edad...

Se acuerdan de mi?

Esa, otrora, delgada morena con un verso en una mano y una esperanza en la otra?
Espero que se acuerden, porque aquella ya no está...



(Que espero sea bueno...)

domingo, 8 de septiembre de 2013

Quimeras fuera de foco... (O la realidad a cappella)


Creo que la lente desenfoca...
Una copa de vino se quiebra en mi memoria, testimonio de utopías de antaño.
Mis alucinaciones capturan al rey en jaque, pero la victoria sabe a invierno tormentoso.
La imagen, monocromática, yace en un rincón sin propósito, y el marco que la contiene alza la mirada y me entrega múltiples oponentes. Todos de arena y  espejismo...
Las letras fanfarronas reclaman imágenes tontas. Misantropía de pacotilla ejerciendo demanda de derrotero inútil.
Ha llegado la hora de parir el tabú, el pujo vigoroso provoca un bramido contrariado y, ahogado en elementales licores de vida, ve la guadaña llegar sin clemencia.
El retrato ficticio huele a manzana ulcerada, a muerte del gozo primordial y el orgasmo neurálgico musita el obituario del tiempo, mecanografiado en papel harapiento y maloliente.
Al final, la lente no desenfoca... Es la realidad que está desfigurada y el coma narcótico chasquea los nudillos... 
Silenciosamente...



viernes, 30 de agosto de 2013

Vaguedades Menopáusicas... Caminito dormido...


Caminito aún no se despabila...
La mañana fresca, casi fría me envuelve 
y la bruma del río 
es como una ensoñación.




La Perla bosteza aromas 
de café y medialunas.
Y el Tango, que se despereza,
 afina un quejido de bandoneón...





lunes, 12 de agosto de 2013


Sonaba "Invierno" de Vivaldi cuando sentí el temblor...
El culebrazo taimado me sacó de pistas...
La perspicacia, siempre ágil, huyó de mis cabales y se obstinó en desafiar los límites.
Importan poco las apariencias, un volcán en mí escupió tormentas bravas y demonios negros.
Demonios desfigurados en ángeles, camuflados, sorbían de los pozos obscuros y abismales del alma.
Me quemaba la cabeza el motor que rugía dando alaridos.
Y me comí la noche a mordiscos de angustia sin poder amansar la brutal jaqueca del espíritu.
El cruel misil de la impotencia explota escupiendo furia y dolor.
De nada sirve anestesiar el vacío con bellezas mentirosas y efímeras.
¿Porqué no llenar de soles los agujeros de los corazones rotos?
¿Porqué no?